Medias de Compresión Basado en la Evidencia

Medias de compresion

Lic. Diego Méndez, CMP

Desde hace ya muchos años, las medias de compresión son utilizadas fuera del ámbito deportivo para prevenir patologías venosas en posquirúrgicos, como tratamiento de las insuficiencias venosas, etc. Belcaro et al y Scurr et al demostraron una marcada reducción del tromboembolismo venoso en personas que usaron prendas compresivas bajo rodilla durante vuelos largos.
Se piensa que en el deporte, la utilización de prendas compresivas mejoraría el retorno venoso y con ello la eliminación de sustancias de desecho y la normalización de los gases en sangre trabajando de forma similar a una recuperación activa. ¿Quién no ha visto pasar algun corredor con medias de compresión entrenando por Figueroa Alcorta o esperando para largar una carrera de trial o un triatlón? Hasta se ven corredores de elite utilizando esas prendas por más que su eficacia sea materia de discusión.
La idea del presente texto es hacer un resumen de los estudios científicos publicados hasta la fecha con respecto a este tema y poder llegar a la conclusión de si tiene sentido usarlas o no y de que forma.

DOMS
Antes de detallar los hallazgos científicos, creo necesario hacer una pasada fugaz por el concepto de DOMS (Delayed Onset Muscle Soreness). El DOMS es un estado de malestar muscular seguido a una actividad que involcura gran cantidad de contracciones excéntricas a las que el cuerpo no está acostumbrado. Es importante esto último ya que no existe una cantidad de trabajo excentrico que genere DOMS, sino que dependerá del acondicionamiento y la adaptación a ese tipo de contracción de cada sujeto que la realice. Este dolor muscular que aparece aproximadamente 24 hs posterior a la actividad gatillante, presenta su pico álgido a las 48/72hs para luego ir desapareciendo hasta volver a la normalidad en cuestion de aproximadamente 4 dias. Igualmente se pueden registrar cambios imagenológicos hasta varias semanas después de haber aparecido el dolor. La razón por la cual se genera el DOMS no está clara todavía pero se debería a una lesión del citoesqueleto del músculo trabajado con su consecuente edema.

Basado en la Evidencia
Casi la totalidad de los estudios científicos utilizados en esta revisión evaluó los siguientes parámetros:
⦁ DOMS. Severidad del dolor muscular utilizando una Escala visual análoga de 20 cm
⦁ Fuerza muscular. Se utilizaron test de fuerza isométricos, isocinéticos o auxotónicos.
⦁ Potencia muscular. Realizaron evaluaciones explosivas de corta duración como sprints de 5, 10 o 20 mts o saltos como el squat jump o el countermovement jump.
⦁ Marcadores de daño muscular. CPK (daño muscular), IL-6 (inflamación), LDH y C-PR.
Todas estas evaluaciones en general se realizaron antes de someterse a un ejercicio que genere daño muscular (EIMD – Excercise Induced Muscle Damage), inmediatamente despues y a las 24/48/72hs y algunos hasta 96hs.
Algunos estudios seleccionaron como población a atletas de elite o altamente entrenados y otros a corredores sin experiencia. La contra de algunos artículos, a mi entender, fue la selección tan heterogénea de la población teniendo una muestra tan pequeña. Este ultimo hecho puede llegar a generar algunos resultados sesgados.
En cuanto a las prendas de compresión utilizadas en la totalidad de los artículos incluidos fueron de las extremidades inferiores. Algunas de bajo rodillas, otras de muslo y otras de toda la extremidad.
Los tiempos de utilización variaron entre “durante y después” de la actividad, o “solo después”. Es decir, en todos los estudios la prenda de compresión fue utilizada despues de la actividad.
Todos los estudios utilizaron un grupo control que, en algunos casos eran personas distintas, y en otros era una pierna con compresión y la otra sin compresión.

Resultados
⦁ DOMS. El dolor muscular experimentado por los individuos que utilizaron la prenda de compresión fue menor durante las siguientes 72 hs al EIMD.
⦁ Fuerza muscular. No se registraron cambios significativos en los valores obtenidos en las evaluaciones realizadas posteriores al EIMD.
⦁ Potencia muscular. No se registraron cambios significativos en los tiempos de los sprints o en las alturas de los saltos entre los diferentes grupos.
⦁ Marcadores de daño muscular. No se registraron descensos en los marcadores sanguíneos con la utilización de las prendas compresivas.

Discusión
La razón por la cual la prenda compresiva parece disminuir la sensación del DOMS radicaría en la aplicación de una preción externa que impediría la generación de una presión osmótica que favorecería el exudado y el consecuente edema muscular (probable causante del DOMS).
Son contados los estudios que se oponen a los hechos arribas mencionados. Valle et al (2013) y Dermont et al (2015) demuestran un probable beneficio de la utilización de las prendas compresivas exponiendo que mejoran la saturación de oxigeno y disminuyen el infiltrado de albumina intracelular, linfocitos y neutrófilos. La explicación de éstos es que gran parte de los estudios realizados no llegan a generar la presión necesaria para mejorar el retorno venoso (15 mmHg con un pico a los 40 mmHg).

Conclusión
Las prendas compresivas utilizadas ya sea despues o durante y despues de una actividad que genere daño muscular no generaran mejoras en el rendimiento en los días posteriores al evento deportivo. Sólo se ven cambios subjetivos en cuanto al nivel de dolor muscular percibido por el atleta posterior a la actividad.
Cabe aclarar que, por mas que los cambios en la fuerza y potencia muscular y en los marcadores sanguíenos no hayan sido estadísticamente significativos, se evidencia una clara tendencia hacia la mejora de éstos parámetros con la utilización de las prendas compresivas.

Bibliografía
Valle et al; Compression garments to prevent delayed onset muscle soreness in soccer players, Muscles, Ligaments and Tendons Journal 2013; 3 (4): 295-302

Dermont et al; Changes in Tissue Oxygen Saturation in Response to Different Calf Compression Sleeves; Journal of Sports Medicine, 2015

Beliard et al; Compression Garments and Exercise: No Influence of Pressure Applied; Journal of Sports Science and Medicine (2015) 14, 75-83

Trenell et al; Compression Garments and Recovery from Eccentric exercise: a 31P-MRS Study; Journal of Sports Science and Medicine (2006) 5, 106-114

Bieuzen et al; Effect of Wearing Compression Stockings on Recovery After Mild Exercise-Induced Muscle Damage; International Journal of Sports Physiology and Performance, 2014, 9, 256 -264

Hill et al; Compression garments and recovery from exercise-induced muscle damage: a meta-analysis; BJSM 2013

Hill, JA, Howatson, G, van Someren, KA, Walshe, I, and Pedlar, CR. Influence of compression garments on recovery after marathon running. J Strength Cond Res 28(8): 2228–2235, 2014

Jakeman, JR, Byrne, C, and Eston, RG. Efficacy of lower limb compression and combined treatment of manual massage and lower limb compression on symptoms of exercise-induced muscle damage in women. J Strength Cond Res 24(11): 3157–3165, 2010

Bottaro et al; Neuromuscular Compression Garments: Effects on Neuromuscular Strength and Recovery; Journal of Human Kinetics Special Issue 2011, 27-31

Sperlich et al; Effects of Compression Textiles on Performance Enhancement and Recovery; Sportverl Sportschad 2011; 25: 227–234

Davies et al; THE EFFECTS OF COMPRESSION GARMENTS ON RECOVERY; Journal of Strength and Conditioning Research; Sep 2009

Duffield et al; The effects of compression garments on recovery of muscle performance following high-intensity sprint and plyometric exercise; Journal of Science and Medicine in Sport 13 (2010) 136–140