DOLOR DE HOMBROS EN NADADORES

Lic. Jeremías Escayola

 

La Natación es un deporte muy practicado. Actualmente, muchas personas lo realizan de forma recreativa, amateur o profesional. En este artículo vamos a analizar la frecuencia y la causa del dolor de hombros en nadadores.

Primero que nada tenemos que saber que el hombro es una articulación vulnerable en los nadadores y esto se debe a varios factores:

  • El 90% de la fuerza propulsiva en la natación viene de las extremidades superiores, lo cual genera un carga de trabajo muy importante sobre las articulaciones del hombro y sobre la musculatura implicada en los movimientos.  
  • Un nadador competitivo nada aproximadamente entre 6000 y 10000 mts por día. Por lo general entrenan entre 6 y 7 veces por semana. Esto lleva a repetir el gesto de la brazada una y otra vez, generando una importante carga de trabajo sobre los hombros. Si la dosificación del volumen y la relación entre el trabajo y el descanso no es óptima, pueden generar lesiones por sobreuso.
  • Sumado a estos factores, anatómicamente el hombro es una articulación relativamente inestable, haciendo que sea susceptible a sufrir distintos tipos de lesiones.

El estudio realizado por Kerr et al.(1) en el 2015, analiza la información obtenida por la National Collegiate Athetlic Association (NCAA) sobre las lesiones producidas en nadadores de nivel competitivo entre 2009 – 2014. En los resultados, mencionan que la región del cuerpo con mayor índice de lesión en los nadadores son los hombros (34%), seguidos por la espalda (16%) y luego por rodillas y muñecas (8.9% cada una). También demuestran que el mecanismo de lesión principal es el  sobreuso (70%) y que por lo general las lesiones se producen durante el entrenamiento y en menor proporción durante la competencia.

Bales et al.(2) en el 2012, publicó un artículo donde analiza las lesiones por sobreuso que sufren los triatletas durante el entrenamiento de natación. Explica que en los triatletas, el mayor número de lesiones se producen durante los entrenamientos de carrera y de ciclismo, pero que cuando una lesión se produce durante el entrenamiento de natación la localización más frecuente se da en el hombro.

Hill et al. (3) en el 2015, hizo una revisión sistemática de los factores de riesgo que pueden generar dolor de hombro en los nadadores:

  • Rotación interna/rotación externa: El rango de movimiento de rotación interna y externa es un factor de riesgo.  Walker et al. (5) Afirma que un incremento en la rotación externa y una disminución en la rotación interna está asociado de forma significativa con dolor y lesiones de hombro.
  • Laxitud e inestabilidad articular: Mc master et al.(6) encontraron una relación significativa entre la inestabilidad articular y el dolor de hombros en nadadores de elite.
  • Nivel competitivo: Nadadores de nivel competitivo tienen mayor riesgo de sufrir dolor y lesiones de hombro por sobre los nadadores recreativos. Zemek et al. (7 ).
  • Historia previa de dolor o lesión de hombro: Bansal et al.(8) Encontró una fuerte relación entre el historial de lesiones y los dolores de hombros en la práctica de natación

 

Pink et al. (4) En el 2000 describió la localización y la posición del dolor, en nadadores de nivel competitivo durante la brazada de crol.

El 44% de los nadadores identificaron el dolor en la región antero superior, el 26% mencionaron tener un dolor difuso, el 14 % afirmaron sentir el dolor en la región antero inferior, el 10% en la postero superior y el 4 % en la región postero inferior.

El 70% de los nadadores identificó el dolor en la primera mitad de la fase sub acuática. Otro punto vulnerable de la brazada es la primera mitad del recobro, donde el 18% de los nadadores refirió sentir dolor.

 

Pink también demostró que cuando aparece dolor durante la brazada de crol, se modifica la activación de los distintos grupos musculares del hombro, alterando la biomecánica normal y distorsionando la técnica de nado.

En los siguientes cuadros podemos ver la diferencia en la activación del subescapular y del infraespinoso con y sin dolor durante las distintas fases de la brazada de crol.

 

 

 

 

 

 

 

Concluyendo, podemos afirmar que los hombros son una región vulnerable del cuerpo y tienen un alto índice de lesión en los nadadores.

En su mayoría, las lesiones en la natación se dan por sobreuso. Esto significa que la lesión tiene un inicio progresivo que se va agravando con el paso del tiempo. En las primeras etapas se puede presentar como una simple molestia que aparece y desaparece, pero en etapas más avanzadas el dolor puede ser muy intenso y llegar a afectar la movilidad normal del hombro impidiendo la realización de la práctica deportiva y afectando a la persona en todas las esferas de su vida cotidiana.  

Es por esto que creemos que es muy importante estar atentos a dolores o molestias que se pueden presentar durante la práctica deportiva. Muchas veces un nadador continúa entrenando con una molestia sin prestarle atención. Esto es contraproducente ya que altera la biomecánica y el funcionamiento normal del hombro y además puede llevar a desarrollar una lesión de mayor magnitud.

El dolor es una alarma, cuando aparece no hay que ignorarla y es importante ir a ver a un profesional capacitado para resolver el problema lo antes posible. Cuanto más temprano el nadador reporte su dolor/molestia, más específico va a poder ser el diagnóstico y el tratamiento. Si dejamos que el tiempo pase y seguimos entrenando sin hacer nada el dolor probablemente sea cada vez más intenso y global, complicando el diagnostico preciso y el tratamiento específico.

 

Bibliografia:

(1) Kerr ZY, et al. Epidemiology of NCAA mens and womensswmming. SportsMed 2015; 49:465–471. doi:10.1136/bjsports-2014-094423

(2) Bales et al. Swimmingoveruse injuries associatedwithtriathlon training. SportsMedArthroscRev 2012; 20:196–199

(3) Hill et al. Risk factor forshoulderpain and injury in swimmers: a criticalsystematicreview. 2015. DOI: 10.1080/00913847.2015.1077097

(4) Pink et al. THE PAINFUL SHOULDER IN THE SWIMMING ATHLETE. 2000  PMID:10736394

(5) Walker H et al. PhysicalTherapy in Sport Shoulderpain in swimmers: A 12-month prospectivecohortstudy of incidence and riskfactors. PhysTher Sport 2012; 13:243–9.

(6) McMaster WC, Roberts A, Stoddard T. A correlationbetweenshoulderlaxity and interferingpain in competitiveswimmers. J SportsMed 1998; 26:83–6.

(7) Zemek MJ, Magee DJ. Comparison of glenohumeraljointlaxity in elite and recreationalswimmers. Clin J Sport Med 1996; 6:40–7.

(8) Bansal S, Gaurang A, Sinha K, Sandhu JS. Shoulderimpingementsyndromeamongcompetitiveswimmers in India – prevalence. J ExercSciFit 2007; 5(2):102–8.