Todos los deportistas sienten miedos e inseguridades al tener que volver a jugar o entrenar después de haber sufrido una lesión que los haya hecho parar por completo, como puede ser un desgarro muscular, un esguince, una fractura, etc.

Es trabajo del kinesiólogo hacer que la vuelta a la actividad física se realice de forma gradual. Aquí está muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso de una rehabilitación.

Lo primero que hay que hacer es asegurarnos que el deportista (tomemos como ejemplo un corredor) está apto para volver a trotar nuevamente. Más allá de los tiempos biológicos que necesitan los tejidos para recuperarse y de las mediciones que se deberán hacer en cada lesión en particular, hay ciertos tests que se pueden realizar como parámetros para dar un alta deportiva segura.

37

El FMS se compone de 7 pruebas de movimiento que requieren un balance entre movilidad y estabilidad. Los patrones utilizados proveen información visible de rendimiento básico, manejos y movimientos de estabilización al ubicar a los corredores en posiciones donde debilidades, disbalances, asimetrías y limitaciones se hacen notables para los profesionales entrenados. Muchas personas son capaces de realizar una amplia gama de actividades, pero son incapaces de ejecutar eficientemente los movimientos del FMS.

37

37

El Y Balance Test es una evaluación de estabilidad que se puede utilizar tanto para el tren inferior como el superior. En el caso del corredor, se deberá parar en un pie e intenta alcanzar la mayor distancia posible para cada una de las 3 direcciones (adelante/posteromedial/posterolateral) y se compara con el miembro inferior no lesionado. Estos valores comparados bilateralmente y en relación a la longitud de las piernas, nos dirán si está en condiciones de volver al deporte o no.

37

PERFORMANCE TEST

El PERFORMANCE TEST es una agrupación de tests de salto, estabilidad y flexibilidad de miembros inferiores. Realizado en la última etapa de la rehabilitación, brinda al profesional tratante, datos concretos sobre la fuerza, potencia y coordinación del paciente, información necesaria para otorgar el alta definitiva.

37

PROGRESION DEL TROTE

Una progresión standarizada para la vuelta al trote, una vez que me haya asegurado que puede realizarlo, sería la siguiente:
DIA 1. 8 series de 1 minuto de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 2. 6 series de 2 minutos de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 3. 4 series de 4 minutos de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 4. 4 series de 6 minutos de trote suave por 1 minuto de caminada
DIA 5. 3 series de 10 minutos de trote suave por 2 minutos de caminata
DIA 6. 20 minutos de trote suave continuo. A partir de aquí se deberá seguir progresando según las variables de la carga que se detallarán más adelante.

 

Esta es una progresión “tipo” y no deberá tomarse como indicada para todos. La progresión siempre será individualmente dosificada y deberá respetar las variables de la carga para realizarse.
• Frecuencia. Cantidad de trotes por unidad de tiempo (dia/semana).
• Volumen. Cantidad de tiempo total de trabajo de trote.
• Densidad. Relación entre el tiempo de trote y la caminata.
• Intensidad. En este caso estará relacionada con la velocidad de ejecución.

 

Parámetros INFALTABLES:
• Nunca progresar en caso de dolor!!!!
• Respetar las variables de la carga para la progresión y NUNCA PROGRESAR MAS DE UNA VARIABLE POR VEZ.
• En un principio, no trotar dos días seguidos.

Lic. Diego Méndez, CMP

Mulligan

El pasado jueves 4 de Septiembre el Lic. Diego Méndez participó en una Mesa Redonda sobre Terapia Manual en el Deporte en el Congreso organizado por la Asociación de Kinesiología Deportiva. Diego fue como representante del Concepto Mulligan (MC) en Argentina (tarea que comparte con el Lic. Maximiliano Ponce Amorín)
Los temas y comentarios realizados fueron los siguientes:

• Qué efecto tiene MC sobre la fascia?

MC se basa en la Hipotesis de la Falla Posicional, que es la posición anómala de una articulación (artrocinematicamente) y que no es visible en ningún estudio complementario ni clínicamente pero que, reduciendo esa falla posicional, el movimiento doloroso o limitado se normaliza y se recupera el ROM preexistente. Para reducir esta falla posicional hay muchísimas técnicas; lo que diferencia al MC es que la gran mayoría de las maniobras son en carga e involucran, no solo el posicionamiento pasivo, sino también el movimiento doloroso o limitado sumado a una sobrepresión, y permite evaluar si la técnica está indicada en el mismo momento en que se realiza.

Por estas razones, MC no tiene un efecto directo sobre la fascia, sino que su efecto sería puramente indirecto, reequilibrando sus tensiones a medida que se reequilibra la posición de la articulación alterada permitiendo un movimiento de mejor cantidad y calidad.

• Principal efecto de MC sobre la recuperación de tejidos/lesiones

MC está indicado básicamente cuando nos encontramos ante un movimiento que es doloroso o está limitado, siempre y cuando no haya una lesión estructural que esté provocando ese dolor o limitación. Sólo está indicado cuando la causa de la limitación/dolor es una falla posicional y en éste caso el resultado es milagroso. Igualmente, es asombrosa la cantidad de “lesiones” que tratamos que realmente solo son fallas posicionales. Brian Mulligan (y cada vez mas estudios lo apoyan) afirma que solo el 30% de los esguinces de tobillo son realmente esguinces de tobillo, y que muchas veces el dolor y el edema producido por la inversión forzada se debe solo a una falla posicional del peroné que queda en una posición de anteroinferioridad y que, al reducir esta falla con una maniobra específica, el dolor disminuye considerablemente. Claramente hay maniobras evaluatorias para identificar que nos encontramos ante una falla posicional y no ante una lesión estructural.

• Cuando aplicaría MC durante la semana o en la competencia

MC puede aplicarse en cualquier momento de la semana o de la competencia y tiene la particularidad de tener un efecto inmediato. De lo contrario no estaría indicado.

Cabe aclarar que MC no son solo maniobras realizadas por el kinesiólogo, sino que también dentro de la terapia se encuentran los “Ejercicios para la casa” y el Taping. Ambos tienen como finalidad el intentar mantener esa falla corregida el mayor tiempo posible mientras el individuo realiza sus actividades, ya sea laborales como deportivas. Es decir, si comprobamos que manteniéndo la muñeca con un deslizamiento cubital al paciente no le duele la muñeca cuando le pega a la pelotita con la raqueta, por qué no vamos a hacer lo posible para mantener ese deslizamiento mientras entrena?

Fuera de competencia y sin lesion o dolor alguno, podemos aplicar MC «preventivamente» en caso de que nos encontremos ante un deportista con alguna restriccion de la movilidad, como puede ser la disminucion de la rotacion interna de hombro en un tenista, situacion cotidiana en la practica de este deporte.

• En que lesiones o patologías tiene el mejor resultado positivo MC?

Todo movimiento que sea doloroso o esté limitado es una indicación para la aplicación de MC. Después, el resultado obtenido con las maniobras nos dirá si realmente está indicado o no.

MC no trata patologías o lesiones específicas, MC trata movimientos dolorosos o limitados. Entonces, si estamos frente a un individuo con, por ejemplo, una pubalgia, MC no va a tener una maniobra mágica para la pubalgia, sino que tendremos que evaluar cual es el movimiento limitado o doloroso y trabajar sobre él. Dentro de la Kinesiología existen terapéuticas sintomáticas y terapéuticas rehabilitadoras, ésta es una terapéutica sintomática. No vamos a dejar de trabajar los estabilizadores glenohumerales en una lesión de hombro, pero sí vamos a poder mejorar la rotación interna GH de esa lesión y quizás con eso hagamos que se le vaya el dolor. Pero si no trabajamos esos estabilizadores, entre otras cosas, el dolor va a volver.