EXPERIENCIA KINESICA EN TORNEOS ATP

Por Lic. Diego Mendez, CMP

La idea de este post es contarles la dinámica de trabajo del kinesiólogo que viaja con un tenista acompañándolo a los diferentes torneos, que es diferente al trabajo que realiza el kinesiólogo propio del torneo. Aquí el kinesiólogo solo tiene que ocuparse de un solo tenista.
El objetivo principal de la presencia del kinesiólogo en gira es mantener al jugador sano y recuperarlo de la forma más rápida posible entre un partido y otro. Dentro del combo de “mantener al jugador sano” entran una serie de tareas que no son estrictamente kinésicas, sino que muchas veces se comparten con el preparador físico (PF) o el entrenador, en caso de que no viaje ni el PF ni el kinesiólogo.
Pongamos como ejemplo el caso de un tenista top 50 que viaja siempre con un entrenador y que va alternando entre PF, kinesiólogo o psicólogo para sumar otra persona al equipo en gira que pueda aportarle un plus según la situación en la que se encuentre.
En esta ocasión, me toco acompañar a Leonardo Mayer en el inicio de la gira de polvo de ladrillo: Barcelona (ATP 500), Estoril (ATP 250) y Madrid (ATP MASTER 1000). La razón de mi presencia fue el concluir un tratamiento kinésico que estábamos realizando a causa de un dolor que presentaba el jugador en su cuádriceps izquierdo, quizás producto del partido maratónico que había jugado semanas atrás en la Copa Davis contra Brasil.
Cada club presenta comodidades diferentes para el trabajo y gimnasios acordes al tamaño y calidad del torneo, llegando a veces a tener muchísimos elementos y posibilidades como es el caso del torneo de Madrid.
Los días en gira se dividen en “hoy se juega”, “mañana se juega” y el resto de los días en los que se entrena más tranquilo.
Los días previos a los partidos hay que tener cuidado en no sobrecargar el físico, tanto desde el gimnasio como desde los entrenamientos de tenis. Fuera de esto, son como cualquier día de entrenamiento.
Durante un día típico de entrenamiento, el kinesiólogo se debe ocupar de las entradas en calor antes de los entrenamientos de tenis, pudiendo utilizar estos momentos para hacer los ejercicios preventivos necesarios que van desde trabajos de core, excéntricos de rotadores externos de hombro, trabajos de movilidad y demás ejercicios que el tenista precise según las evaluaciones que le vamos realizando durante el año.
En el caso de que el PF nos haya mandado una rutina para hacer, deberemos ubicarla dentro del día de entrenamiento consensuando el momento con el entrenador y el jugador.
Otras tareas del kinesiólogo en gira incluyen la toma de los suplementos, la preparación de las bebidas de hidratación, los vendajes pre entrenamiento (en caso de que el jugador los utilice), la elongación post entrenamiento y, al final del día, el trabajo estrictamente kinésico de las molestias/dolores/sobrecargas que presente el jugador.
Tanto en gira, como en Buenos Aires, es muy enriquecedora la presencia del kinesiólogo en cancha, ya que nos permite vivenciar el estrés y las exigencias a las que son sometidas las estructuras musculo esqueléticas que presentan el síntoma o la sobrecarga, y podemos interactuar mucho más de cerca con el jugador, para juntos poder encontrarles la solución lo mas rápido posible y que su atención solo este dirigida a la pelota y no a su cuerpo.

Perfil lesional del tenista

Todos sabemos que el tenis es un deporte altamente asimétrico y como tal, está expuesto a gran riesgo de lesión. Las asimetrías presentes en el cuerpo son consideradas el segundo mayor riesgo para sufrir una lesión (el numero uno es haber tenido esa misma lesión antes). Y no estamos hablando que el cuerpo debería ser estrictamente simétrico, sino deberíamos tener 2 corazones, 2 higados, etc, pero hay ciertas estructuras musculoesqueléticas que deben comportarse simétricamente.

En este caso, me gustaría mostrarles un corte transversal ecográfico del recto abdominal de un tenista profesional diestro. Fijarse como el musculo del lado izquierdo tiene un diámetro 50% mas grande que el del lado derecho.

Esta situación la encontramos en cada uno de los tenistas profesionales y en gran parte de los amateur y constituyen un factor de riesgo severo para una lesión de dicho músculo. El jugador de tenis utiliza este músculo en mayor medida durante el saque (el golpe más agresivo) generando una hipertrofia del lado contrario al brazo dominante y una de las asimetrías más difíciles de combatir en el tenis.

Mantener una zona media y pelvis estable y unos abdominales superficiales fuertes excéntricamente permiten disminuir el riesgo de esta lesión.

¿Qué ejercicios no deben faltar en la preparación de un tenista?

Lejos está de ser mi intención armar un plan de preparación física para tenistas. El objetivo de este espacio es intentar brindarle una serie de herramientas a los jugadores para que puedan realizar un plan de prevención de lesiones standard.

La primera pregunta que se deben estar haciendo es: ¿Todos deberíamos hacer el mismo plan?

La respuesta es fácil: No. Cada jugador tiene una combinación específica de factores de riesgo para sufrir una u otra lesión y que surge de las Evaluaciones Preventivas sobre las que hablaremos en el próximo número. Pero con el correr de los años evaluando preventivamente tenistas, tanto profesionales como amateurs, hay ciertos factores de riesgo, debilidades, restricciones, limitaciones o como quieran llamarle, que se repiten en una gran mayoría. En éstos últimos está basado el siguiente plan.

Diskinesia Escapular

Se debe básicamente a una debilidad de los estabilizadores escapulares.

3.2 A        3.1

 

Disminución en la rotación interna del hombro dominante

3.3

 

Debilidad del glúteo medio del lado no dominante (líder)

3.4

 

Disminución de la rotación interna de la cadera no dominante (líder)

3.5

 

Inestabilidad de Core

3.7 3.6

 

Es muy productivo asociar los ejercicios de estabilidad del core o zona media al trabajo de otros grupos musculares involucrando, no sólo la cadena de movimiento más utilizada por el tenista, sino también la contraria. De esta manera disminuiremos las asimetrías que son la mayor preocupación del cuerpo médico de un tenista a la hora de prevenir lesiones.

La dosificación correcta de los ejercicios deberá ser individualmente planificada por el Kinesiólogo o Preparador Físico para cada persona en particular, y requiere de una evaluación previa.

 

Prepará tu cuerpo específicamente para el tenis

No existe una formula general de preparación física que nos acondicione para realizar cualquier deporte y además nos prevenga de las lesiones. Como vimos en el número anterior, cada deporte tiene lesiones típicas que aparecen con más frecuencia debido a los gestos deportivos que se realizan durante la práctica de ese deporte específico. Éstas lesiones se van instalando lentamente en nuestro cuerpo y son producto de los llamados microtraumatismos, que son movimientos, fricciones, pinzamientos indeseados, que por sí solos no causarán una lesión pero que, sumados en el tiempo, sí podrán hacerlo.

Las lesiones típicas del tenis se resumen en:

• Hombro de tenista
• Codo de tenista o Epicondilalgia. Más frecuente en el tenista amateur.
• Codo de golfista o Epitroclealgia. Cada vez más frecuente en el tenis y mayormente entre los tenistas profesionales.
• Dolor cubital de muñeca
• Dolores lumbares o dorsolumbares
• Impingement femoroacetabular (cadera). Ésta lesión, nueva en el tenis, se debe mayormente al cambio en el tipo de apoyo utilizado por el jugador profesional para poder hacer frente a la mayor velocidad con la que se juega año tras año. La tecnología utilizada en la confección del equipamiento va evolucionando para mejorar la velocidad de la pelota, pero el cuerpo del jugador sigue siendo el mismo.
• Sindrome Femoropatelar y Tendinopatía rotuliana
• Tendinopatía de Aquiles
• Lesiones musculares. Éstas últimas no son de inicio crónico como el resto, sino que su comienzo es insidioso y entrarían dentro de las accidentales. Igualmente, existen ciertas lesiones musculares que son típicas en cada deporte. En éste caso, el desgarro o distensión del recto abdominal del lado contrario al brazo hábil, sería uno de ellos.

Por suerte para todos, las lesiones crónicas o típicas son las más evitables y es por eso que la prevención juega un papel clave en este deporte.

Perfil Lesional del Tenista

Para cada lesión típica del tenis existen una serie de factores de riesgo que son medibles objetivamente en el deportista antes de que la lesión se manifieste (al igual que se puede hacer con el infarto de miocardio y otras enfermedades). Que estos factores estén presentes no es condición para que la lesión aparezca, pero aumenta el riesgo de padecerla.

El perfil lesional de un tenista es la predisposición a la lesión que tiene un jugador de tenis y está dado por la interacción entre los factores de riesgo propios del individuo con los adquiridos por la práctica del deporte. Éstos últimos son los más estudiados e incluyen, entre otros:

• Disminución en la rotación interna de la cadera no hábil (o cadera líder, ya que la cadena de movimiento del tenista utiliza más la cadera contraria al brazo dominante). Ésta afirmación se encuentra en una etapa de cambio por las razones mencionadas anteriormente sobre el cambio en la velocidad de juego y la necesidad del tenista de adaptarse a ello.
• Debilidad del glúteo medio del lado contrario al brazo dominante.
• Hipertrofia o engrosamiento del recto abdominal contrario al brazo dominante.
• Acortamiento de la cadena muscular cruzada anterior que va desde la cadera líder hasta el hombro dominante o líder.
• Disminución en la rotación interna del hombro dominante.
• Diskinesia escapular del lado dominante. Esto es una mala postura y/o mal control del movimiento del omóplato o escápula al realizar gestos con la extremidad superior.
• Debilidad de los rotadores externos del hombro dominante.
Notemos que el perfil lesional del tenista es puramente asimétrico. Esto se debe a que el deporte en sí no presenta ni un sólo gesto que se realice de forma simétrica. Y, en lo que a prevención se refiere, ¿A que no saben cual es el factor de riesgo más importante para sufrir una lesion musculoesquelética? Exactamente, las asimetrías.

37

En el próximo número veremos los ejercicios que no deben faltar en la preparación física de un tenista cuando hablamos de prevención de lesiones.

“EL PASTO ES PARA LAS VACAS”

Lic. Diego Méndez, CMP

20140316_121606_3

El tenis jugado en césped es un deporte completamente diferente al resto de las superficies. Y eso salta a la vista con algunos resultados sorpresivos que se dan con más frecuencia que en otros torneos. Este terreno también es especial a la hora de evaluar los efectos que genera en el cuerpo del jugador.

El césped es considerado una de las superficies más rápidas dado que es donde menos pica la pelota y, por lo tanto, el tenista debe jugar la mayor parte del tiempo en una posición de flexión de tronco y miembros inferiores (“agachado”) mayor al resto de las superficies. Esto genera una sobrecarga de la cadena posterior y lateral en estas regiones del cuerpo; como son los isquisurales, el gluteo medio, el cuadrado lumbar, entre otros. Por permanecer mucho tiempo en esta posición de flexión de rodillas también se pueden agravar lesiones preexistentes en el tendón rotuliano.

Cómo podemos hacer para prevenir o solucionar estos dolores?

Preventivamente podemos comenzar un plan de fortalecimiento excéntrico de estas estructuras las semanas previas al cambio de superficie para que se vayan adaptando a ese tipo de trabajo y sufran lo menos posible el cambio abrupto de superficies.

Si no lo hicimos, y aparecen estas molestias, podemos poner mas énfasis en los estiramientos que se muestran a continuación y/o ayudar a relajar estos músculos con un foam o con terapias manuales aplicadas por un Kinesiologo.

20140316_121606_3

ATRAPAMIENTO DEL NERVIO MUSCULOCUTANEO EN TENISTAS PROFESIONALES

 

Descargar