Que zapatillas me compro?

Por Lic. Diego Mendez, CMP

Hoy en día con el boom del running a nivel mundial escuchamos muchas veces en la consulta esta pregunta: “¿Que zapatillas me compro? Me dijeron que XXX son las mejores”

Es una pregunta que parece simple pero, créanme, no lo es.

Comencemos desde el principio…

La primer gran división que tenemos que hacer es:

  • Amortiguación

Pronadores

Supinadores

Neutros

  • Minimalista

 

La gran diferencia entre una zapatilla con amortiguación y una sin ella se encuentra en la suela media. La suela puede dividirse en:

Externa. Es la encargada de mantener el coeficiente de fricción entre la suela y el terreno constante, por esta razon la suela debe ser mas “rugosa” si se corre en superficies más resbaladizas, y mas lisa si se corre en terrenos más rugosos. Entre estos dos extremos hay un crisol de posibilidades para elegir según la superficie sobre la que corramos.

Media. Aqui es donde se colocan las diferentes tecnologías de amortiguación y control de movimiento del pie (según el tipo de pisada).

Interna. Esta suela está en contacto con el pie y su objetivo es evitar que los arcos plantares se derrumben más de lo necesario.

Zapatillas FOTO 4

En un mundo ideal, esto sería así y nadie se lesionaría al correr. Todos mediríamos 170 cm, pesariamos 70 Kg, seriamos hermosos y nuestra unica preocupación sería si somos pronadores, supinadores o neutros.

 

Esta cientificamente comprobado que no hay una real disminución del riesgo de lesión si corremos con las zapatillas que coinciden con nuestra necesidad de pisada, sino que lo único que realmente disminuye el riesgo de sufrir lesiones es la utilización de una ortesis individualmente diseñada para cada corredor a partir de un estudio baropodométrico. Ésta ortesis reemplaza a la plantilla interna de la zapatilla que compramos. Por lo tanto, zapatillas para pronadores si somos pronadores? No

Zapatillas FOTO 1

Pasemos a la suela media. Necesitamos amortiguación? Hay teorías que exponen que a mayor amortiguación, mayor enérgicamente impactamos el suelo y que, sacando esa amortiguación, los apoyos serían mas gentiles. Algo de cierto hay…

Los más importante para saber cuanta amortiguación necesitamos es evaluar la técnica de apoyo durante la carrera. Si naturalmente mientras corremos apoyamos con la parte delantera del pie, podremos utilizar zapatillas con poca y hasta sin amortiguación, las famosas minimalistas. Si somos de los que “talonean”, primero debemos recorrer un largo camino de cambio de técnica en la carrera previo a la compra de las zapatillas minimalistas. Lo que caracteriza a este tipo de calzado es el “heel to toe drop” u “offset” que tienen, que es la caída de la altura de la suela que hay desde el talón (mas altura) al arco transversal anterior (menos altura). En las zapatillas minimalistas este valor es menor a 6 mm, llegando a llamarse barefoot cuando el valor es 0 mm.

Zapatillas FOTO 2

Los estudios marcan que los corredores con una tecnica de apoyo anterior presentan menor stress a nivel de la rodilla (que es la región que mayor porcentaje de lesiones presenta en corredores), requiere menor rango articular y demanda menor consumo de oxigeno al correr (VO2). Pero presten atención!! NO REALIZAR EL CAMBIO DE TECNICA DE FORMA APRESURADA, ya que correremos riesgo de sufrir lesiones por stress a nivel metatarsiano, entre otras.

Zapatillas FOTO 3

 

Entonces, que compro? A grandes rasgos…

  • Si corres con un apoyo anterior: Zapatillas minimalistas
  • Si corres con un apoyo posterior: Zapatillas con amortiguación (Consejo: trabaja con paciencia sobre tu técnica de carrera para prevenir lesiones y mejorar tu rendimiento)

 

  • Si tenes una pisada pronadora/supinadora/neutra: Zapatillas neutras y realizate un estudio baropodométrico para ver si necesitas ortesis plantares (plantillas).
  • Si corres trail: Zapatillas con suela con relieves más pronunciados
  • Si corres en cemento: Zapatillas con suela con relieves más superficiales