¿Cómo volver a correr después de una lesión?

Todos los deportistas sienten miedos e inseguridades al tener que volver a jugar o entrenar después de haber sufrido una lesión que los haya hecho parar por completo, como puede ser un desgarro muscular, un esguince, una fractura, etc.

Es trabajo del kinesiólogo hacer que la vuelta a la actividad física se realice de forma gradual. Aquí está muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso de una rehabilitación.

Lo primero que hay que hacer es asegurarnos que el deportista (tomemos como ejemplo un corredor) está apto para volver a trotar nuevamente. Más allá de los tiempos biológicos que necesitan los tejidos para recuperarse y de las mediciones que se deberán hacer en cada lesión en particular, hay ciertos tests que se pueden realizar como parámetros para dar un alta deportiva segura.

37

El FMS se compone de 7 pruebas de movimiento que requieren un balance entre movilidad y estabilidad. Los patrones utilizados proveen información visible de rendimiento básico, manejos y movimientos de estabilización al ubicar a los corredores en posiciones donde debilidades, disbalances, asimetrías y limitaciones se hacen notables para los profesionales entrenados. Muchas personas son capaces de realizar una amplia gama de actividades, pero son incapaces de ejecutar eficientemente los movimientos del FMS.

37

37

El Y Balance Test es una evaluación de estabilidad que se puede utilizar tanto para el tren inferior como el superior. En el caso del corredor, se deberá parar en un pie e intenta alcanzar la mayor distancia posible para cada una de las 3 direcciones (adelante/posteromedial/posterolateral) y se compara con el miembro inferior no lesionado. Estos valores comparados bilateralmente y en relación a la longitud de las piernas, nos dirán si está en condiciones de volver al deporte o no.

37

PERFORMANCE TEST

El PERFORMANCE TEST es una agrupación de tests de salto, estabilidad y flexibilidad de miembros inferiores. Realizado en la última etapa de la rehabilitación, brinda al profesional tratante, datos concretos sobre la fuerza, potencia y coordinación del paciente, información necesaria para otorgar el alta definitiva.

37

PROGRESION DEL TROTE

Una progresión standarizada para la vuelta al trote, una vez que me haya asegurado que puede realizarlo, sería la siguiente:
DIA 1. 8 series de 1 minuto de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 2. 6 series de 2 minutos de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 3. 4 series de 4 minutos de trote suave por 1 minuto de caminata
DIA 4. 4 series de 6 minutos de trote suave por 1 minuto de caminada
DIA 5. 3 series de 10 minutos de trote suave por 2 minutos de caminata
DIA 6. 20 minutos de trote suave continuo. A partir de aquí se deberá seguir progresando según las variables de la carga que se detallarán más adelante.

 

Esta es una progresión “tipo” y no deberá tomarse como indicada para todos. La progresión siempre será individualmente dosificada y deberá respetar las variables de la carga para realizarse.
• Frecuencia. Cantidad de trotes por unidad de tiempo (dia/semana).
• Volumen. Cantidad de tiempo total de trabajo de trote.
• Densidad. Relación entre el tiempo de trote y la caminata.
• Intensidad. En este caso estará relacionada con la velocidad de ejecución.

 

Parámetros INFALTABLES:
• Nunca progresar en caso de dolor!!!!
• Respetar las variables de la carga para la progresión y NUNCA PROGRESAR MAS DE UNA VARIABLE POR VEZ.
• En un principio, no trotar dos días seguidos.

Lic. Diego Méndez, CMP