¿Qué es el Síndrome del Piramidal o “falsa ciática”?

Cuando nos referimos al Sindrome del Piramidal, estamos hablando de la irritación del nervio ciático al pasar por el musculo piramidal de la pelvis, un musculo pequeño en tamaño que relaciona íntimamente la parte baja de la columna con la cadera y el muslo y cuya contractura puede generar un gran desarreglo biomecánico tanto en atletas como en personas que llevan una vida sedentaria simulando una ciática o Falsa ciática.

El musculo Piramidal esta ubicado en un plano profundo por debajo del glúteo mayor y forma parte de la cadena muscular posterior junto con los musculos espinales, isquiotibiales, gemelos y musculos de la planta del pie entre otros. Éste musculo forma una arcada bajo la cual pasa el nervio ciático transformándose en un nervio más superficial. Al “contracturarse” o”sobrecargarse” el piramidal, disminuye el espacio bajo el mismo y comprime el nervio o tan solo puede irritarlo al moverse. Ésto dependerá de la intensidad de la contractura.

Estando de pie (cadera en extensión) su función es la rotación externa de cadera, frena la rotación interna rápida y estabiliza la cadera manteniendo la cabeza del femur en el acetábulo. Estando sentados (flexion de cadera) es abductor del muslo y antagoniza su función rotadora transformándose en un rotador interno. Es decir que este musculo tiene actividad permanente, dinámica, postural y antigravitatoria por la cual colabora en la función de mantenernos erguidos a través de contracciones lentas y sostenidas en el tiempo además de ser solicitado en gran cantidad de gestos durante el dia aun sin hacer deporte.

Su contractura puede producirse por sobrecarga en actividades de impacto especialmente al correr en superficies duras con zancada amplia como los corredores de fondo y los cambios de dirección, sobrecargas de peso y falta de preparación previa al ejercicio, como en la vida sedentaria al permanecer largo tiempo sentados principalmente en flexion aducción y rotación interna porque se comprime aun mas la salida del nervio, incluso en un auto o en un cine. Tambien puede verse afectado por traumatismos como una caída sentado o alteraciones posturales debidas a malos habitos que producen una sobrecarga en el tiempo, el cuerpo compensara mientras pueda pero a corto o mediano plazo la molestia aparecerá.

Los síntomas son mas leves que los de una ciática, se caracterizan por molestia en nalga y muslo posterior que irradian hasta detrás de la rodilla, empeoran al permanecer largo rato sentados. Inclusive puede dar sensación de pierna mas corta del mismo lado.

 

TRATAMIENTO

Éste tipo de alteraciones no suele responder a los tratamientos que usualmente se realizan para los dolores lumbares ya que la irradiación no proviene de la columna lumbar. Sin embargo resuelven muy rápidamente si se llega al diagnóstico preciso del Sindrome del Piramidal y se realizan maniobras de relajación y estiramientos para bajar el tono muscular de ese musculo y así darle más espacio al nervio ciático para su correcto deslizamiento. Es normal que tarde unos días en resolver por completo ya que debemos darle tiempo al nervio a que normalice su situación que estuvo comprometida durante la duración de los síntomas.

Debemos también identificar qué fue lo que llevó a esa contractura del piramidal. Las causas suelen ser posturales y con una correcta evaluación podemos corregir estas alteraciones para evitar que vuelva a ocurrir en un futuro.