Por el Lic. Diego Méndez, CMP

Comencemos con una afirmación de nuestro tan conocido Albert Einstein para entender un poco lo que vamos a explicar aquí. “Ningún número de experimentos, por muchos que sean, podrán demostrar que tengo razón. Pero tan sólo un experimento podrá demostrar que estoy equivocado” Con esto quiero dejar en claro, al escribir algo basado en la evidencia, no importan los casos aislados, o si a todo mis amigos les pasó tal o cual cosa, o si conocen a alguien que le pasó otra cosa, sino que se basa en que probabilidades hay de masificar esas afirmaciones.
Al analizar estos temas nos topamos con los siguientes problemas en los estudios:
• Poca muestra
o Muestra con diferentes volúmenes de entrenamiento
o Variación en la superficie de corrida en los diferentes estudios
o Variación en la velocidad de corrida en los diferentes estudios
• Poco seguimiento o follow up
Estos obstáculos hacen que los diferentes artículos puedan contradecirse entre ellos y que la verdad absoluta sobre este tema no exista. Eso sí, como dijo Einstein, lo que se probó que no sirve, no sirve.

Los objetivos que buscamos los corredores en el calzado deportivo son 3: Mejor rendimiento, Prevención de lesiones, confort. No es aleatorio el orden de escritura, sino que responden al orden de importancia que el corredor busca.
El componente de mayor controversia en el calzado deportivo es la suela, y esta puede dividirse en 3 partes:
• Suela Externa. Es la suela porpiamente dicha y es la que está en contacto con la superficie de apoyo. El objetivo que tiene ésta es el de mantener constante el “Coeficiente de Fricción”, es decir si tenemos una superficie resbalosa, la suela deberá ser más rugosa o con mas dibujos y más profundos; lo contrario deberá suceder cuando la superficie es más rugosa.
• Suela Interna. Es la que está en contacto con el pie y donde muchas veces se coloca la ortesis plantar o plantilla.
• Suela Media. es la porción del calzado entre la plantilla y la suela. Esta estructura, habitualmente, brinda el componente de amortiguación. Para mejorar la estabilidad, puede agregarse placas de reacción dinámica realizadas en carbono y fibra de vidrio o barras de torsión compuestas de plásticos rigidos. Es importante considerar la composición de la entresuela del calzado del deportista, ya que puede favorecer la absorción del impacto, la estabilidad o ambos.

Las razones por las cuales generalmente se agrega amortiguación son:
• Las fuerzas de impacto producen lesiones al correr
• Correr en superficies duras es lo que aumenta las fuerzas de impacto
• Las zapatillas amortiguadas pueden disminuir las fuerzas de impacto
• El potencial riesgo de lesiones al usar amortiguación es minimo
Hay muy débil evidencia de que correr en superficies duras pueda aumentar las fuerzas de impacto o generar más lesiones (Richards 2009). Hay teorías que afirman que a mayor amortiguación más enérgicamente impactamos el suelo y que sacando la amortiguación los apoyos serían mas gentiles. Pero son eso, teorías no probadas.

Clasificación del Calzado deportivo
La clasificación más conocida es:
• Amortiguación. Destinado a pies cavos con arcos rígidos. Apoyos supinadores o pronadores leves.
• Estabilidad. Mecánica normal y pisada neutra.
• Control de Movimiento. Pies planos con excesiva pronación del medio o retropié.

Hoy por hoy ya podemos ver en los negocios deportivos el calzado deportivo sectorizado según la pisada de cada corredor y hasta podemos encontrar vendedores que te miran el desgaste de tu calzado para recomendarte el que te conviene. Lo que no se tiene en cuenta es que el desgaste muchas veces depende de:
• El momento en el que ocurre esa temida pronación (rara vez es durante el impacto)
• El grado de pronación
• Que no siempre la pronación es de todo el pie sino que puede ser tanto del retro como del antepie
• La técnica de running del individuo

Muchas veces la pronación del pie en un corredor es asimétrica (un pie prona un poco y el otro pie prona mucho). Este es un claro ejemplo de que no se puede confiar la prevención de lesiones en una zapatilla standarizada para corregir la pronación. No hay estudios longitudinales que comparen las tasas de lesiones con y sin controles de pronación. Veamos un estudio que ejemplifique lo antedicho:

Ryan et al, The effect of three different levels of footwear stability on pain outcomes in women runners: a randomised control trial; Br J Sports Med, 2010
Un total de 105 mujeres fueron divididas en neutral (51), pronadoras (36) e hiperpronadoras (18). En una tienda deportiva, las mujeres neutras serían asignadas a unas zapatillas neutras, las pronadoras a unas zapatillas de estabilidad y las hiperpronadoras a unas de control de movimiento. En este estudio, sin embargo, los investigadores tomaron cada grupo y los subdividieron en 3 subgrupos. A uno le dieron una zapatilla neutra (Nike Pegasus), a otro unas de estabilidad (Nike Structure Triax) y a otro unas de control de movimiento (Nike Nucleus). Todas las mujeres comenzaron un programa de entrenamiento de 13 semanas de duración para correr la media maratón de Vancouver. El volumen de entrenamiento semanal estimado comenzó siendo de 20K y se incrementó hasta llegar a un pico de 40-45K. Durante el programa, los investigadores tomaron nota de los entrenamientos perdidos debido a lesiones de cada corredor. 81 corredoras terminaron el programa. Por diversas razones, 24 corredoras dejaron el estudio.
Los resultados fueron:
• 32% de las mujeres se saltearon algún entrenamiento. Otra forma de verlo es que hubo una incidencia de lesión del 32%, lo cual está en línea con los estudios epidemiológicos de corredores.
• Las zapatillas de control de movimiento resultaron en el mayor numero de lesiones y de días de entrenamiento perdidos, en relación con los otros 2 tipos de zapatillas.
• Todos los corredores hiperpronadores con zapatillas de control de movimiento presentaron una lesión. Incidencia de lesiones en hiperpronadores con zapatillas para hiperpronadores 100%
• Las corredoras neutras reportaron mayor dolor post entrenamiento cuando usaban las zapatillas neutras que las que usaban las de estabilidad.
• Las corredoras pronadoras reportaron mayor dolor post entrenamiento cuando usaban las zapatillas de estabilidad que las que usaban las neutras.

Una cosa es solucionar que calzado usar y si es necesario las plantillas pero si queremos hacer las cosas bien, necesitamos un analisis de la carrera como para saber si la pisada pronadora que estoy teniendo no puede venir de un descenso de la hemipelvis en balanceo por deficit del gluteo medio en apoyo, valgo de rodilla en apoyo y pronación del retropié

1

Llegó el momento de aclarar algo de la terminología que vamos a utilizar de ahora en más para poder entender las conclusiones finales.

Drop u Offset
El heel-to-toe drop, como lo encontrarán en la bibliografía, es la caída que presenta el calzado desde la altura del talon hasta la altura de los dedos.

2

Esta es una de las características que diferencia las zapatillas minimalistas de las tradicionales o standard.

3

Strike Index (SI)
Es la localización del centro de presión pomedio durante los primeros 2.5 ms del apoyo y es expresado como el % del largo del pie tomado desde el calcáneo.
• Rearfoot strike (RFS). 0-33%. Entre el 74.9 y el 98.12% de los corredores utilizan ésta técnica (Bertelsen 2013)
• Midfootstrike (MFS). 33-66%
• Forefoot strike (FFS). 66-100%
Estos dos últimos pueden agruparse en NRFS o non rearfoot strike.
Cuando se le pide a un RFS que corra FFS tienen un apoyo inclusive mas anterior (67 contra 62%). Cuando se le pide a un FFS que corra RFS tienen un apoyo inclusive mas posterior (20 contra 22%).

4

Vertical load (VL)
Es la carga vertical que soporta el miembro inferior al impactar contra el suelo y dependerá de la técnica de carrera.

5

En los RFS el impacto del talón generará una carga mayor a nivel articular del tren inferior, pudiendo ocasionar en el largo plazo lesiones relacionadas con la compresión articular.
En los NRFS la resultante de la VL es más tangencial hacia posterior y genera un efecto de cizallamiento a nivel de las estructuras oseas de la pierna y el pie, pudiendo ocasionar lesiones como edemas oseos o fracturas por stress.
Hay que diferenciar la VL con la Ground Reaction Force (GRF – Fuerza de Reacción del Suelo) que es la presión que se genera en la planta del pie al realizar el impacto. En los RFS, la GRF es menor ya que el pie contacta con el suelo desacelerando, mientras que en los NRFS el pie contacta con una aceleración anterior y por ende la GRF es mayor.
Entonces:
• RFS – Alto VL – Bajo GRF
• NRFS – Bajo VL – Alto GRF

6  7

Barefoot vs Minimalista vs Standard
Tema controversial si los hay entre los corredores y no tan simple como podría parecer para algunos. Esta controversia comenzó a crecer a partir de que en el 2009 fue publicado el libro Nacidos para correr.
La primer afirmación aparente es que correr descalzo o barefoot obliga al pie a tener un apoyo más anterior y por consiguiente evitar el RFS al que se le adjudican gran cantidad de lesiones por generar cargas mayores a nivel de la rodilla (articulación responsable de aproximadamente el 42% de las lesiones del corredor). Incorrecto. Cuando a un corredor RFS se le dan zapatillas minimalistas, el 71% sigue corriendo RFS. Luego de 2 semanas de entrenamiento, el 53% sigue corriendo RFS y aumentaron la carga vertical al triple de cuando usaban el calzado standard (Wilson et al 2013).
Cuáles son las características que aparentemente cambian entre los diferentes tipos de calzado:
• Strike Index (RFS/MFS/FFS). Minimalista es FFS / Standard es RFS
• Vertical load (stress vertical) en la rodilla. Minimalista < Standard
• Angulos sagitales de tobillo y pie. Minimalista < Standard
• Rango de movimiento de la rodilla al momento del impacto. Minimalista impacta con leve flexión de rodilla disminuyendo la carga articular.
• Consumo de Oxigeno. Minimalista < Standard

Qué importa más? La técnica o el calzado? Los beneficios del minimalismo son por el calzado o por la técnica?
Lo que va a marcar que la predisposición de lesiones disminuya es la interacción entre ambos.
Afirmación #1. RFS genera más carga vertical en la rodilla y por ende genera más lesiones que FFS
Afirmación #2. FFS genera más cizallamiento en el tren inferior y por ende genera mas lesiones oseas que RFS.
El calzado minimalista por sí solo no hace que el apoyo sea más anterior (FFS), sino que se debe realizar un período de transición y enseñanza de la técnica correcta para lograr los beneficios. Si a un corredor acostumbrado a correr con calzado standard le cambio a minimalista sin un período de transición y de enseñanza de la técnica NRFS, lo estoy llevando a lesionarse porque aumenta la VL y GRF sin cambiar el SI. Si el corredor no puede cambiar a FFS, NO debe usar zapatillas minimalistas.
El único estudio que marca los cambios que generaría el correr FFS con calzado Standard fue escrito por Boyer et al (2014) y afirma que se generan las mismas modificaciones que con el minimalista corriendo FFS.

Haciendola corta, la situación es la siguiente:
El tipo de técnica y el calzado que le conviene a cada uno dependerá pura y exclusivamente de su historial de lesiones y de su predisposición a las mismas (predisposición postural y de rangos articulares).

Cadencia y Longitud del paso
La manipulación de la cadencia y la longitud del paso manteniendo la velocidad constante en un corredor es la única situación en la cual la evidencia científica concuerda.
El aumento de la cadencia acompañado de la disminución de la longitud del paso, hecho que ocurre al correr en NRFS o barefoot, disminuye la GRF (Fuerza de Reacción del Suelo) acumulada en un período de tiempo corrido. Esto ocurre si, y solo si, la velocidad permanece constante. Ya que si hay un cambio en la velocidad, la GRF puede no disminuir y hasta aumentar.

8

Al disminuir la GRF acumulada disminuye el riesgo de edemas oseos y fracturas por stress, principal complicación de los corredores NRFS.
El aumento de la cadencia de:
• 5% – Disminuye la absorción de la energía mecánica de la rodilla en un 20%
• 10% – Disminuye la absorción de la energía mecánica de la rodilla en un 34% y de la cadera
• 20% – Disminuye el rendimiento del corredor por lo tanto de desaconseja ya que aumenta el consumo de oxigeno y la frecuencia cardíaca.

9

Cuando se habla del % de aumento de cadencia, es en relación a la cadencia elegida por el corredor naturalmente.
Que es lo que se logra mecánicamente con el aumento de la cadencia y la disminución de la longitud del paso:
• Menor excursión vertical del centro de masa
• Menor impulso de freno
• Menor flexión máxima de rodilla
• Menor aducción y rotación de cadera (solo en aumentos del 10%)

Conclusiones basadas en la evidencia

• Cambiar a correr descalzo o minimalista no asegura el cambio de técnica
• Si no se cambia la técnica a FFS y se comienza a correr descalzo o minimalista el riesgo de lesiones se multiplica
• La técnica que utilicemos disminuirá el riesgo de algunas lesiones pero aumentará el riesgo de otras. La forma más segura de proceder es evaluar cada corredor y su predisposición a cada lesión y ahí elegir el tipo de técnica y calzado adecuado.
• Lo único evidenciado que disminuye el riesgo de lesiones en todos es el aumento de la cadencia y la disminución de la longitud del paso manteniendo la velocidad constante.

Les dejo una frase de Derren Brown para terminar: “Tener una mente abierta no significa creer en todo solo porque queramos que sea cierto. Tener realmente una mente abierta es estar preparado para cambiar tus creencias basándote en la evidencia o la falta de ella”.

Core

Lic. Eduardo Tondelli

Core. Una palabra que cobra cada vez más importancia por parte de los entrenadores, preparadores físicos y kinesiólogos. Un término medianamente nuevo, proveniente del anglosajón, que significa núcleo. Si bien es difícil precisar el momento histórico exacto del primer uso del término, podríamos decir que es 1950 cuando Florence Kendall describió por primera vez la importancia de la posición neutra de la pelvis en la higiene lumbar, a lo largo del tiempo transcurrido hasta la actualidad el concepto CORE fue mutando, y gracias a todos los aportes de Bergmark, Hodges, Richardson, Panjabi entre otros, para definirlo como el complejo lumbo-pélvico-cadera, formado por componentes pasivos, como la pelvis, las vértebras lumbares y la última dorsal, ligamentos, discos, capsulas, las últimas 6 costillas y la fascia toracolumbar, formada por componentes activos, los músculos del CORE y formada por componentes neurales que conectan a los dos componentes anteriores.
A este gran complejo profundo similar a una “caja” como describe Akuthota en “Core strengthening” (2004), nosotros lo describiremos como una gran lata de gaseosa ubicada en la profundad del abdomen y lo llamaremos subsistema de estabilización. Esta lata conformada arriba por una “tapa”, el diafragma respiratorio, abajo por un “suelo”, el suelo pélvico, formado por los músculos del periné, rodeando este fondo y tapa, el gran Tranverso del Abdomen cubriendo de forma circular y por atrás, en forma de cierre, el Multifidus del raquis o Transverso espinoso.

Esta lata “pCorerofunda”, conformada por musculatura profunda, por fuera es cubierta por una túnica muscular superficial formada por músculos tales como Oblicuo Mayor y menor, recto abdominal, glúteo mayor, medio y menor, aductores, isquiotibiales, romboides, dorsal ancho, paravertebrales, y lo llamaremos subsistema de movimiento. Según Willardson estos dos sistemas descriptos serían llamados, local y global. El gran psoas iliaco, si bien tiene localización profunda lo ubicamos dentro del sistema de movimiento. Cada uno de estos subsistemas tiene la función que indica su nombre. Estabilidad y Movimiento.
Sabiendo su conformación debemos saber cuál es la importancia y cuál es la función principal del CORE. Desde hace muchos años, especialistas en Kinesiología y Terapia Física tales como Mc Gill, Greenwood, Willardson, Akuthota entre otros, han tratado de darle solución al origen de dolor de espalda baja o Low back pain en inglés, y encontraron en el entrenamiento de la estabilización del CORE razones suficientes.
La función principal es la estabilización intervertebral de la columna lumbar con respecto a la pelvis y a la parte inferior del tórax, tratando de controlar el aumento de las fuerzas de compresión y rotación, que se producen entre los segmentos.
En cuanto a cada función muscular, el tranverso del abdomen tiene una función de controlador de las vísceras, evitando que se vayan hacia adelante como sucede en persona con abdomen distendido. Esta función del transverso complementa la función del diafragma respiratorio que durante la inspiración desciende para apoyarse en las vísceras, favoreciendo el ingreso de aire a los pulmones por generación de presión negativa en el tórax, las vísceras se encastran en la pelvis teniendo íntimo contacto con el suelo pélvico, siendo éste el receptor de las mismas durante la inspiración o en la maniobra de Valsalva. La maniobra de Valsava ocurre constantemente en la vida, durante el estornudo, la carcajada, la tos, y al defecar. El transverso espinoso incrementa la estabilidad rotatoria y favorece en la estabiliadad de cada vértebra. Cuando el core es estabilizado manteniendo la presión intraabdominal controlada, como describe Kapandji, la presión de los discos entre D12 y L1 disminuye un 50 %, y entre L5 y S1 30%.
Richardson y Hodges (1999) comprobaron a través de una interesante investigación, que antes de realizar un movimiento con la extremidad superior (elevación del brazo al costado del cuerpo), el primer músculo en contraerse es el transverso del abdomen, poniendo en evidencia que el movimiento es anticipado por la estabilización. Vemos en la tabla como al elevar el brazo al costado del cuerpo (shld Abd), el Transverso (Tra) es el primero en contraerse.

Hodges

De esta manera se puede concluir que estos dos sistemas son sinergistas, es decir se complementan, no pueden funcionar en la ausencia de uno de ellos.
Los movimientos deportivos se basan en objetivos determinados, tomemos el ejemplo de un tenista haciendo un golpe de drive, el extremo distal que sería la raqueta golpeando la pelota, se conecta con la mano, siendo ella, en este ejemplo, el último eslabón de la cadena humana de movimiento, previamente pasando por el codo, hombro y tronco. Al estar el tenista de pie, firmemente en el piso sustentándose y transfiriendo la fuerza hacia la raqueta, el CORE sería zona donde cruzan y se neutralizan todas las fuerzas de ese momento, un nexo entre el piso y la pelota. Imaginémonos un CORE inestable, donde los únicos perjudicados serían los pobres discos intervertebrales, quienes serían las victimas de soportar esa fuerzas de rotación y compresión de las cuales hablamos anteriormente.
El entrenamiento del CORE es importante porque a través de su estabilización y control se puede generar una mejor transferencia de fuerzas necesarias para lanzamientos, levantamientos, golpes con elementos tipo tenis y hockey; mejora la postura, el control pélvico y la correcta alineación lumbar favorecen una mejor descarga en cada disco intervertebral; previene lesiones, abordando las disfunciones del centro del cuerpo, evitamos desbalances, compensaciones de músculos sinergistas y patrones lesionales, incluyendo desde hombro hasta la rodilla; brinda tratamiento del dolor de espalda baja como la inestabilidad intervertrebral, y también se puede utilizar como terapia de disfunciones del suelo pélvico, como precocidad en hombres y prolapsos en mujeres, como también así la incontinencia urinaria en ambos sexos debido a la reeducación de los músculos del piso pélvico.

Son muchos los ejercicios que se pueden usar para darle un golpe de horno a nuestro CORE, muchas veces se trata de un “descubrimiento”, de esos músculos que nunca entrenamos. Para favorecer la conciencia corporal usamos el ejercicio de BRACING, que se realiza acostados con la espalda apoyada y rodillas flexionadas, intentamos “hacernos flacos”, disminuyendo el diámetro de nuestro abdomen, o bien “llevando el obligo a las lumbares”, otro que podemos hacer para diferenciar es la báscula pélvica anterior y posterior, sería el: “mete cola y saca cola”.
Aumentando el nivel de dificultad, adentrándonos en los ejercicios del sistema de estabilización, vamos a describir algunos ejercicios gimnásticos que se usaban desde hace años pero en las últimas décadas han tomado fuerte participación en constantes investigaciones científicas. En 1880 Geo H. Taylor ya los describía en su libro “Health by excersice” como los “holdings excersices”, ellos son la “Plancha ventral”, que se realiza usando como únicos apoyos en el suelo los antebrazos con las palmas enfrentadas y las puntas de los pies, manteniendo el cuerpo suspendido en el aire, totalmente extendido y buscando el BRACING abdominal que describimos anteriormente. Este es un ejercicio que podemos usar manteniendo la posición en el tiempo.

plancha

Otro ejercicio es el “Puente Lumbar”, acostado apoyando la espalda en el suelo con las rodillas flexionadas, las manos apoyadas en el suelo, y el objetivo es elevar la cola del suelo y mantener una alineación entre muslos pelvis y tronco, acá también se enfatiza el concepto de BRACING abdominal. Para entrenar podemos mantener la posición en el tiempo o bien elevar y descender la pelvis en repeticiones seriadas.

puente lumbar

Desde la posición de cuadrupedia, o sea con 4 apoyos en el suelo, vamos a describir el “Superman” , apoyamos en el suelo rodillas y puntas de pies, las caderas en ángulo de 90°, la columna alineanda, manteniendo sus curvas normales, o sea el tronco paralelo al suelo, manos apoyadas en la misma alineación con la rodilla y pie del mismo lado, en un ancho no más al de los hombros, desde esa posición enfatizando el BRACING se eleva un brazo y la pierna del lado contrario quedando formada una diagonal, luego vuelven a su lugar de inicio y se hace con la otra diagonal. Se pueden mantener en el tiempo las posturas en cada diagonal o bien se hacen repeticiones seriadas.

superman

Ya vimos, ejercicios acostados boca abajo, boca arriba, en cuadrupedia y por último vamos a describir un ejercicio que se realiza parado. Posicionándonos parados manteniendo el BRACING, vamos a sujetar con nuestras manos, en íntimo contacto con el pecho, el extremo de una banda elástica que va a estar tensa desde una sujeción externa ubicada a uno de nuestros lados, por ejemplo a la derecha. La banda va a estar tensa atada, desde la sujeción que se situará nuestra derecha, sin perder la tensión de la banda, vamos a estirar nuestros brazos frente a nuestro pecho y manteniendo el BRACING vamos a recibir y sostener la tensión que proviene de nuestra derecha. Lo mismo se realiza de la izquierda. Este ejercicio se puede realizar sosteniendo las posiciones en el tiempo o bien en repeticiones seriadas.

core
Estos ejercicios del sistema de estabilización, poseen poco o nulo movimiento del CORE, más bien, tratan de responder a tensiones constantes, por ellos que los músculos participantes poseen líneas de tensión paralelas al suelo, fibras de contracción lenta pero una alta tolerancia a la fatiga. Son ejercicios de gran calidad y deben ser realizados en etapas tempranas del entrenamiento, entendiéndolos como ejercicios que se ubican en la base de la pirámide.

Y te preguntarás cuales son los ejercicios del sistema de movimiento. La respuesta la sabés……, si! , son los ejercicios que siempre te marcaban en el gimnasio, los crunches de abdominales, los ejercicios de espinales, los giros de oblicuos, los ejercicios de pies a la barra, etc. Aquellos ejercicios que se apoyan sobre la estabilidad generada para producir movimiento de mayor rango articular. Ejercicios que reclutan músculos con fibras de dirección oblicua, y perpendiculares al suelo, atraviesan más de una articulación y poseen mayor cantidad de fibras rápidas. Son los más específicos para el entrenamientos de diversos gestos deportivos.

Esto los deben hacer todas las personas?, cuanto hago? y que hago? Tanto el kinesiólogo como el entrenador te deben evaluar y prescribir los ejercicios que necesitas. Como saber si te evaluaron algunas vez o no? Te vamos a explicar cómo evaluamos en el consultorio, el CORE y sus capacidades. Hay varias formas para hacerlo.

El FMS, es una herramienta de evaluación global que, a través de siete ejercicios específicos, se van a evidenciar deficiencias y desbalances marcando asimetrías y patrones disfuncionales estableciendo puntos de partida para el tratamiento. Lo positivo de éste método de evaluación es que nos dice si el CORE esta funcionando bien en un movimiento exigente o no.
El TEST DE SAHRMANN evalúa el complejo a través de 5 progresiones de movimiento acostado con la espalda apoyada, es muy fácil de usar.
El STABILIZER es un dispositivo a base de un esfingomanómetro que sensa diferentes presiones que se aplican al manguito ubicado en la espalda baja del paciente. Este debe estar acostado boca arriba. Se van evaluando las presiones que genera la columna lumbar a medida que se le presentan variantes de ejercicios a cumplir.
El TEST STANTON Es un test básico muy conocido. Mide el tiempo en cual nos podemos mantener en posición de plancha ventral.
El TEST DE HICKS. Es un test ortopédico que evalúa la inestabilidad de cada segmento lumbar.
El EMG (electromiograma). Evalúa la actividad eléctrica del músculo, expresada en un gráfico. Esta evaluación es muy específica pero costosa y poco práctica. No se utiliza mucho en consultorio, es más utilizada cuando hay alguna afección de cierto nervio motor o en las investigaciones.

Una vez obtenidos los resultados de la evaluación se debe programar el entrenamiento del CORE que debe ser sistemático, respetando una frecuencia diaria y semanal, con progresiones constantes, o sea poniendo dificultad a cada ejercicio para que cada vez cueste un poco más hacerlo. Para ello nos valemos del uso de diversos planos de movimiento, posiciones corporales, diversos elementos y rangos de movimientos. Las variables del entrenamiento como lo son el volumen, la frecuencia, la densidad y la intensidad deben estar reguladas de forma correcta para evitar sobreentrenamiento o caer en una falta de estímulo eficaz por acostumbramiento muscular.